De la mano la Iglesia, la educación y la ecología


POR ISABEL FUENTE, RED DE COMUNICADORES ODUCAL


viernes 01 de diciembre del 2017 a las 02:44 / Autor: oducal


El segundo día del VII Simposio Fundación Ratzinger “Laudato si´” inició con la lectura de la ponencia “La custodia de la creación y la ecología integral del ser humano al centro de la educación católica”, del prefecto de la Congregación para la Educación Católica, S.E.R. Cardenal Giuseppe Versaldi.

El Cardenal Versaldi se refirió a la encíclica como un documento realista, pues el Santo Pontífice, dijo, no se ilusiona con respecto a la posibilidad de una transformación radical y completa a la situación. Sin embargo, afirma que “la crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior fundamentada en su convicción de fe de que los seres humanos, capaces de degradarse hasta el extremo, también pueden sobreponerse y volver a optar por el bien y regenerarse. Esto más allá de todos los condicionamientos sociales y mentales que les impongan.”

Como indicaron otros conferenciantes, entre ellos el Dr. Gonzalo Tejerina Arias OSA, el Cardenal Versaldi también considera que, a pesar de ser innovadora en contenidos, la encíclica Laudato está vinculada con la más genuina tradición de la Iglesia. El documento reconoce los esfuerzos que la Iglesia ha llevado a cabo en el ámbito de la educación, poniéndola al alcance de todos los hombres que “como participantes de la dignidad de la persona, tienen el derecho inalienable a una educación pertinente y relevante en relación con sus culturas y tradiciones. Pero, al mismo tiempo, que promueva las relaciones fraternas con otros pueblos.”

En la lectura de su conferencia, el prelado enfatizó que, rescatada de los evangelios, la pedagogía y el modelo del esfuerzo educativo de la Iglesia siempre ha sido Jesús: El maestro que vino para enseñarnos la verdad. En ese mismo modelo es en el que se inspira lo concerniente a la educación ecológica, como parte de una contribución específica a los hombres de nuestro tiempo.

En su reflexión el autor de la ponencia señala cómo el Papa Francisco imita a Jesús al utilizar un lenguaje tan realista y eficaz como el de sus parábolas, a través de las cuales llevaba a entender a quienes lo escuchaban.

En su mensaje, el Cardenal hace referencia a las palabras de Papa Francisco. “En ocasiones se han interpretado incorrectamente las escrituras, por lo que el Papa ahora exhorta a rechazar la idea de que al haber sido creados a imagen de Dios, se deduzca un dominio absoluto sobre las demás criaturas. Para restaurar de la armonía original del mundo hay que partir de una relación de reciprocidad y responsable entre el ser humano y la naturaleza. Un mandato que nos habla de una entrega que demanda a cambio la responsabilidad de la única criatura hecha a su imagen y semejanza. Esto para continuar el cuidado de su obra creadora según la misma lógica de amor”. Precisamente, esta dinámica el Papa la describe como una lógica perversa, y posteriormente introduce el concepto del “paradigma tecnocrático.

Según el Cardenal Versaldi, el Papa nos insiste en captar la variedad de las cosas en sus múltiples relaciones citando el Catecismo de la Iglesia Católica, que afirma que la interdependencia de las criaturas es querida por Dios.

La enseñanza de Jesús, insiste, se proyecta más allá de la escena de este mundo, pues como lo demuestra con su resurrección y la promesa de una vida eterna, la vida de todas las criaturas no se quita, sino se transforma. “Al compartir esta enseñanza, la Iglesia ofrece una formación integral que considera las dimensiones de la vida actual y futura y da respuesta a las esperas más profundas del corazón humano. En este contexto, el término “ecológico” adquiere su valioso significado de una casa en la cual habitan todas las realidades con una cultura de respeto”.

En relación con la contribución de las instituciones educativas católicas para lograr una equilibrada y eficaz educación ecológica, el Papa afirma que hacen falta intervenciones que lleguen a cambiar la mente y el corazón de los hombres. Esto para romper la lógica perversa de dominio que está afectando la creación entera.

“Un cambio real exige repensar la totalidad de los procesos de la cultura actual, pues no basta incluir consideraciones ecológicas superficiales, o respuestas urgentes y parciales a los problemas que se presentan con respecto a la degradación ambiental, la contaminación y el agotamiento de los recursos”, manifestó.

De hecho, entre los ámbitos esenciales en los que se debe privilegiar esta educación integral, son la familia, la escuela, los medios de comunicación social, la vida asociativa y la política.

Ell Papa Francisco, secundado por el Cardenal Versaldi, exhorta a la escuelas a impartir una educación actualizada y encaminada al bien común, cultivando en armonía las capacidades físicas, morales e intelectuales de sus estudiantes, llevándolos a adquirir un sentido de responsabilidad maduro.

“La tarea de cada institución educativa es ayudar a los jóvenes a desarrollar su racionalidad como herramienta de conocimiento crítico de la realidad, para llegar a la verdad y, a partir de ella, hacerse una conciencia responsable y actuar en búsqueda de un verdadero bien común”.

Sumándose a los esfuerzos educativos de la Iglesia, las escuelas católicas tienen la misión de integrar la fe y la razón contribuyendo desde su ámbito con investigaciones que se conviertan en inspiración para una profunda conversión de la tendencia actual.

Las Universidades son convocadas a buscar “una profundización de las verdades por medio de un diálogo interdisciplinario, que descubra la unión de conocimiento que surge de la única verdad y que da significado a la realidad. Son ellas quienes deben velar porque los nuevos descubrimientos y avances sean utilizados con una visión que tenga como objetivo central el bien de los individuos y de la sociedad”.

Finalizó su aportación indicando que para lograr un conversión ecológica exitosa, se debe responder desde la comunidad y no desde un sentido individualista.


Av. Tepeyac #4800, Col. Prados Tepeyac, Edificio 5, 1° piso, Guadalajara, Jalisco, México | Teléfonos: +52 01 (33) 3134 0800 Ext. 1205 | Correo: contacto@oducal.com
Copyright ©2016 ODUCAL. Todos los derechos reservados.